comunidades terapeuticas

by Psiconcerta

“SISTEMATIZACIÓN DEL MODELO DE COMUNIDAD TERAPÉUTICA PARA PERSONAS CON PROBLEMAS DE DEPENDENCIA A LAS DROGAS”

Experiencia Perú

Diciembre 2010

Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas DEVIDA

Rómulo Pizarro Tomasio

Presidente Ejecutivo

Eduardo Haro Estabridis

Gerente de Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas

Equipo Técnico:

Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas DEVIDA

Lourdes Sevilla Carnero

Coordinadora de Tratamiento y Rehabilitación

Selene Barrantes Sandoval

Especialista de Tratamiento y Rehabilitación

Tulio Quevedo Linares

Especialista de Tratamiento y Rehabilitación

Lisbeth Garayar Solano

Especialista de Tratamiento y Rehabilitación

Liliana Castro Deza

Consultora

Asociación de Comunidades Terapéuticas Peruanas - ACTP

James Motta Mariaca

Martín Chumpitazi Beltrán

Edward Tenninson Maynetto

Red Nacional de Comunidades Terapéuticas del Perú – RED

Edgar Bendezú Ayala

Bertha Reyes Portocarrero

Juan Carlos Muñoz Acevedo

Federación Nacional de Comunidades Terapéuticas del Perú – FENACOTEP

Jorge Alcazaba Cáceres

Rafael Rodríguez Falla

RECONOCIMIENTO

A todos los representantes de las instancias e instituciones que colaboraron en el proceso de recojo de información para la elaboración del presente documento

Asociación de Comunidades Terapéuticas Peruanas - ACTP

Red Nacional de Comunidades Terapéuticas del Perú - RED

Federación Nacional de Comunidades Terapéuticas del Perú - FENACOTEP

C.T. Nuevo Orbe

C.T. Proyecto Fénix

C.T. Refugio Los Angeles

C.T. Casa Vida Mujer

C.T. Maxwell Jones

C.T Opción de Vida

C.T. Luz en tu Vida

C.T. Casa Guía

C.T. Escuela de Vida

C.T. Programa San José

C.T. Fuente de Agua Viva

C.T. Mi Buen Pastor

C.T. Villa Angela

C.T. Life

RECONOCIMIENTO

A los participantes del Taller de Revisión de la propuesta de Sistematización del Modelo de Comunidad Terapéutica

Ángeles Carlos, Victoria

Instituto Nacional de Salud Mental – Noguchi

Aiquipa Tello; Jesús Joel

C.T. Vida Mujer

Benavente Loza, Mauricio

Centro de Rehabilitación Ñaña

Beteta Bartra, Germán

C.T. Opción de Vida

Campos Vergara, Flor

C.T. Proyecto Fénix

Castillejos, Richard

INTERCOG

Chacón Obregón, Walter Efraín

DISA II Lima Sur

Dueñas, Arturo

Centro de Rehabilitación Ñaña

Escalante Palomino, Manuel

Ministerio de Salud – MINSA

Farfán , Elsa

C. T. Casa Guía

García Baldeón, Frank

Habla Franco – DEVIDA

Grandez Pastor , Percy

C.T. Hacienda Vida

Montenegro de Sanz, Guina

C.T. Maxwell Jones

Nuñez Herrera, Rosario

DISA V Lima Ciudad

Pancorvo Delgado, Mery

CENADIC

Peláez Calderón, Walter

C.T. Proyecto Fénix

Reyes Portocarrero, Bertha Sonia

Red Nacional de Comunidades Terapéuticas - RED

Santander Salvador, Patricia

Integrando

Schippel, Eliana

CEDRO

Sedano Quintana, Eduardo

Integrando

Velásquez, Rolando

DISA V Lima Ciudad

Villacres , Gabriela

Federación Nacional de Comunidades Terapéuticas – FENACOTEP

ÍNDICE

Presentación………………………...……………...………………………………………………...… 5

I. Objetivos y metodología de sistematización……………………………………………..….……....6

II. Historia de las Comunidades Terapéuticas …………......................................….………..….... 7

III. Enfoques que se complementan al Modelo de Comunidad Terapéutica. ………………….....15

IV. Estructura Jerárquica del Programa de Tratamiento……………………………………….…... 22

V. Estructura Terapéutica del Programa de Tratamiento…………………………………..……….. 24

VI. Metodología de Intervención: Etapas y Procesos de Tratamiento………………………….... 28

VII. Otros Aspectos Importantes sobre el Modelo de Comunidad Terapéutica…………..…….. 32

Bibliografía……………………………………………..……………………………………………………. 33

Anexos

Anexo 1: Filosofía de la Comunidad Terapéutica…………………………….……….……. 36

Anexo 2: Glosario de Términos…………………………..……………………….…………… 37

Anexo 3: Instrumento de Evaluación……………………………………………..…………… 40

PRESENTACIÓN

El consumo de sustancias psicoactivas sigue siendo uno de los problemas de salud pública más difíciles que enfrenta nuestra sociedad. Abordar el estudio de la problemática de las drogas implica una tarea compleja, si se toma en cuenta la multiplicidad de variables que la determinan. Este problema es de tal magnitud que compromete a diferentes estratos sociales, generando cambios políticos y socioeconómicos sustanciales que muchas veces escapan del control de los gobiernos y que se dan como consecuencia del narcotráfico, la producción y la oferta; lo cual va en detrimento de las poblaciones afectadas y se asocia con otros problemas como la violencia familiar y social (la corrupción, el terrorismo, pandillaje, desempleo, delincuencia, etc.). Aunado a ello está la carencia de presupuestos destinados a la atención de la Salud Mental, y en especial al problema de consumo de sustancias, debido, entre otras razones, a la estigmatización que se tiene con respecto a la persona adicta.

En el Perú las Comunidades Terapéuticas representan una alternativa de tratamiento para personas con problemas de abuso y dependencia al consumo de drogas. Cada una de ellas se ha desarrollado según las circunstancias sociales y necesidades de las personas que han requerido atención y poder reinsertarse en la sociedad. En tal sentido, DEVIDA en el marco de la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas (2007-2011), respondiendo al objetivo de “Incrementar y fortalecer programas de atención a personas consumidoras y dependientes de drogas a nivel nacional, integrándolos al Sistema Nacional Coordinado y Descentralizado de Salud”, plantea el desarrollo de la presente sistematización.

Es así que, el presente documento tiene como objetivo sistematizar los enfoques y experiencias aplicadas en el Modelo de Comunidad Terapéutica con la finalidad de mejorar la calidad de atención de estos servicios terapéuticos, con la colaboración de diversas asociaciones y redes representantes en el país.

Para poder llegar a este objetivo, fue necesario conocer los programas y experiencias de diversas Comunidades Terapéuticas, a través de la entrevista, así como una revisión histórica del Modelo de Comunidad Terapéutica y sus aplicaciones que han tenido gran influencia en el desarrollo de este movimiento a nivel internacional y nacional.

Los aportes y experiencias han sido insumos importantes para la elaboración de la presente sistematización que contiene aspectos relacionados a la estructura jerárquica, estructura terapéutica del programa, así como también lo relacionado a la metodología de intervención (etapas y procesos del tratamiento) del modelo de Comunidad Terapéutica.

Se espera que esta sistematización sea una valiosa contribución para la labor de los profesionales y personas rehabilitadas que trabajan bajo el Modelo de Comunidad Terapéutica en beneficio de las personas que demandan atención.

OBJETIVOS Y METODOLOGÍA DE SISTEMATIZACIÓN

Objetivo General: Sistematizar los enfoques y experiencias aplicadas en el Modelo de Comunidad Terapéutica en el Perú.

Objetivos Específicos:

Sistematizar la estructura jerárquica y terapéutica de los programas de tratamiento del Modelo de Comunidad Terapéutica desarrollado en el Perú.

Sistematizar las fases y procesos de los programas de tratamiento, en las experiencias del Modelo de Comunidad Terapéutica desarrollado en el Perú.

Para efectos del proceso de recojo de información se elaboró una Guía de Entrevista que fue aplicada a los representantes de las instancias y comunidades terapéuticas que formaron parte del presente documento. Para la elaboración de la Guía se tomaron en cuenta aspectos relacionados a la organización, estructura jerárquica, así como aquellos relacionados a la estructura terapéutica del programa (objetivos, características, enfoque terapéutico, actividades y estrategias psicoterapéuticas, entre otros), y lo referente a la metodología (fases y procesos) de la comunidad terapéutica.

Asimismo, se realizaron las coordinaciones para la aplicación de la Guía de Entrevista con las instancias que agrupan a Comunidades Terapéuticas, así como a representantes que no pertenecen a éstas redes, siendo las siguientes: Asociación de Comunidades Terapéuticas Peruanas - ACTP , Red Nacional de Comunidades Terapéuticas del Perú - RED, Federación Nacional de Comunidades Terapéuticas - FENACOTEP, CT Nuevo Orbe, CT Proyecto Fénix, CT Life, C.T. Refugio Los Angeles, C.T. Casa Vida Mujer, C.T. Maxwell Jones, C.T Opción de Vida, C.T. Luz en tu Vida, C.T. Casa Guía, CT Escuela de Vida, CT Programa San José, CT Fuente de Agua Viva, CT Mi Buen Pastor y CT Villa Angela Una vez aplicadas las entrevistas, se procedió a ordenar y sistematizar la información obtenida. Por otro lado, se consideró importante realizar un Taller de Revisión de la propuesta de Sistematización de la experiencia del Modelo de Comunidad Terapéutica, que contó con la participación de especialistas en adicciones; así como, profesionales y representantes de Comunidades Terapéuticas, lo que permitió realizar aportes y sugerencias al documento. Asimismo, la revisión final del documento estuvo a cargo del equipo técnico de DEVIDA conjuntamente con los representantes de la Asociación de Comunidades Terapéuticas Peruanas - ACTP, Red Nacional de Comunidades Terapéuticas del Perú – RED y la Federación Nacional de Comunidades Terapéuticas – FENACOTEP.

HISTORIA DE LAS COMUNIDADES TERAPÉUTICAS

CONCEPTO.-

“Es un modelo de trabajo y participación que colabora con las personas considerándolas capaces de influir en su propio tratamiento, rehabilitación o recuperación. El modelo considera relevantes para la persona aspectos tales como su familia y la red social como base de su trabajo terapéutico. El vivir y trabajar en una comunidad terapéutica significa el poder compartir experiencias dentro de un marco de respeto, de valores y derechos inalienables del ser humano y en un ambiente de solidaridad y fraternidad”.

Certificación internacional para consejeros de instituciones miembros de la FLACT. CICAD-OEA, 2010.

HISTORIA DE LAS COMUNIDADES TERAPÉUTICAS A NIVEL MUNDIAL

El Dr. Frederick Glaser en sus estudios de “Los orígenes de la Comunidad Terapéutica sin Drogas: una Historia Restrospectiva” hace un rastreo de los orígenes de lo que significa la Comunidad Terapéutica hasta sus más remotos orígenes citando a Phito Judaeus quien en 25 años A.C. ya describe las actividades de una comunidad que habitaba en Egipto, cerca de Alejandría. También cuenta que, en un Rollo del Mar Muerto, llamado la Regla de la Comunidad o El Manual de Disciplina se describe el problema por el cual la gente ingresaba en dicha comunidad llamada Qumran y que es casi una transcripción de lo que vemos hoy en día como modo de vida, cultura y sufrimientos de los cientos de jóvenes adictos que son asistidos actualmente en las comunidades.

Haciendo una visión histórica de las comunidades terapéuticas nos lleva retrospectivamente por Alcohólicos Anónimos, el Grupo de Oxford, la Asociación Cristiana de Jóvenes, la Reforma Protestante y ciertos grupos cristianos primitivos hasta llegar a los Esenios.

La práctica de intervenciones de ayuda mutua recién se hace notoria en las primeras comunidades cristianas sometidas a una inhumana persecución en los tiempos del Imperio Romano. En pequeños grupos, sus miembros confesaban públicamente sus pecados y recibían diversos consejos y ayuda, así como la penitencia pertinente. Así nacen las comunidades monásticas donde se establecen las primeras reglas para alcanzar un objetivo común dirigido hacia el mantenimiento de la fe.

Por tanto, las CT tienen dos milenios de antigüedad y fuertes raíces religiosas, pues el consumo de sustancias estaba delimitado principalmente, por ciertos rituales religiosos, celebraciones, privilegios ligados a las castas, la preparación para las guerras, etc. sin generar exageraciones o consumos masivos.

Desde estos primeros antecedentes históricos, nos trasladamos a Inglaterra, donde en 1900 se forma el Grupo Oxford, de características religiosas. Sus miembros se reunían para leer la Biblia y aplicarla con el objetivo de mantener un buen comportamiento. Ellos identificaron que un 25% de sus participantes eran alcohólicos y que varios de ellos se recuperaron gracias al cumplimiento estricto de los consejos emanados de las lecturas bíblicas.

En 1935, inspirados en las experiencias de Oxford, un grupo de alcohólicos fundaron Alcohólicos Anónimos, que es una organización de autoayuda que propicia el apoyo mutuo entre iguales para la recuperación, sin intervención profesional. Propugnan la práctica de valores como la autenticidad, la confianza en un Ser Superior, así como, el propósito de ayudar a otras personas que sufren de alcoholismo.

Después de Alcohólicos Anónimos surgió el Programa de Narcóticos Anónimos a finales de los años cuarenta, con sus primeras reuniones realizadas en la zona de Los Ángeles, California USA. El Programa de NA (Narcóticos Anónimos) empezó como un pequeño movimiento estadounidense que se ha convertido en una de las organizaciones más grandes y antiguas del mundo con sedes en Norteamérica, Australia, América Latina y Europa.

En el Siglo XIX, a lo largo del período 1800 – 1950, tuvo lugar un proceso muy gradual durante el cual se dejó de considerar a los consumidores de sustancias psicoactivas (SPA) como pecadores, escorias sociales y se los incluyó entre los ciudadanos con respecto de los cuales la sociedad debía ofrecer una respuesta terapéutica. Esta evolución en la concepción del consumidor de sustancias psicoactivas ocurrió con el nuevo lugar que se le asigna a lo religioso frente al secular y con el gran avance de las ciencias.

Coincidentemente durante el mismo período 1800 – 1950 y en el campo de la Salud Mental, se dejó de considerar a los enfermos mentales como personas que padecían fenómenos sobrenaturales y a encerrar en asilos y cárceles (Pinel sacó las cadenas a los “locos” en 1793 en París) y se los tomó como personas enfermas a quienes la sociedad debía dar una respuesta terapéutica. El psicoanálisis tuvo una gran influencia en este cambio de visión del enfermo mental.

Por otro lado, quien utiliza por primera vez el concepto de Comunidad Terapéutica fue Maxwell Jones (1952). Él comenzó sus estudios analizando a soldados que se desesperaban y entraban en pánico en determinadas situaciones durante la guerra. Jones descubrió una propiedad del grupo consistente en actuar psicofarmacológicamente con las capacidades personales. Cuando un soldado entraba en un ataque de pánico, varios de sus compañeros se le abalanzaban encima y en aproximadamente cinco minutos lograban controlar la crisis. Luego de la guerra, Maxwell Jones vuelve a Inglaterra donde le asignan una sala con cien pacientes graves con traumas de batalla, cuenta solamente con dos enfermeros y un asistente; entonces se da cuenta de que si divide su tiempo en 40 minutos de psicoterapia para cada paciente, puede llegar a ver a cada uno de ellos en un lapso aproximado de tres meses.

Primero decide convocar voluntarios y armar grupos de pacientes, de este modo comienza a crear una psiquiatría de lo social, organizando su sala como lo que él llama una Comunidad Terapéutica. Lo que organiza Jones, es un conjunto de actividades con los voluntarios en donde se empieza a ver que de una sala de un hospital con veinte pacientes, mejoraban y se iban en términos de dos, tres o cuatro meses. Esto resultó absolutamente sorprendente y comenzó a impactar a los profesionales y no profesionales.

Jones conceptualizó todas estas experiencias y escribió un libro en 1952 que en Inglaterra se llamó “Psiquiatría social, un estudio sobre las CC.TT.”, revolucionando las expectativas del tratamiento psiquiátrico y del médico en general. Analiza la convivencia, la atmósfera, y la organización terapéutica, el “role-playing”, la confrontación cotidiana a los problemas. Establece la psiquiatría de la actividad. El concibió que la organización de la institución debiera ser lo más parecido a la existente en el contexto social, por lo que la comunidad terapéutica funcionaría como un puente entre la institución y la sociedad. Desde entonces comenzó a conocerse a Maxwell Jones como el principal referente de la comunidad terapéutica.

En el tipo de CT de Maxwell Jones destaca el staff compuesto por técnicos socio sanitarios, donde pacientes y staff están emocionalmente implicados, no sólo en la curación, sino también en la administración del recinto, siendo para ello imprescindible una libertad en la comunicación entre staff y pacientes, una flexibilidad que contrasta con los manicomios clásicos, construyendo así una cultura terapéutica que idealmente transformará el antiguo tratamiento coercitivo en un proceso educativo y de reaprendizaje social.

En los 50 entramos de lleno en la historia moderna de la CT, de manos de su iniciador, Charles E. Dederich, ejecutivo exitoso, que nació en 1914 en Ohio, USA. Durante 20 años Dederich fue un bebedor excesivo y hacia el final de este período era un alcohólico. Como le ocurre a la mayoría de los alcohólicos, pronto perdió su trabajo y acabó pasando los días encerrado en su casa de Los Ángeles bebiendo. Hacia 1957, la situación era tan extrema que su esposa lo echó de casa. A partir de ese día, Dederich entró en contacto con Alcohólicos Anónimos (AA) y logró la sobriedad. Empezó a asistir a sus grupos; iba a varios grupos en el mismo día; caminaba de un grupo a otro; poco a poco empezó a hablar en los grupos y tanto habló que tuvieron que pedirle que se callara, hasta el extremo de pedirle que no asistiera, cosa que él no podía hacer.

Dederich abrió un grupo de AA en el garaje de su casa de Ocean Park de Los Ángeles, en la modalidad de familia prolongada. El participaba de AA pero quería un abordaje más desafiante y más interactivo para lograr la abstinencia. Empezó a acoger en su casa grupos de AA a los que se sumaron heroinómanos y estimulaba las discusiones. Pronto, por razones económicas, los heroinómanos en recuperación empezaron a vivir juntos, así se formó la primera CT. Dederich observó que contra todas las predicciones, los heroinómanos podían mantenerse “sobrios” por períodos que se fueron haciendo cada vez más largos. Desde el púlpito, los estimulaba a prolongar sus períodos de abstinencia y los condenaba cuando recaían. De esa manera Dederich comprobó que en este tipo “diferente” de organización social que se empezó a llamar a sí misma Synanon, se podía obtener abstinencia de la heroína sin intervención médica, respuesta que la sociedad “exterior” no tenía y que era muy buscada y muy preciada.

En 1958 Synanon se constituyó en la primera Comunidad Terapéutica para la rehabilitación de drogadictos. El senador Thomas J. Dodd, en declaración al Senado de USA, en Septiembre de 1962 dice: “El ingrediente central de Synanon es el cerrado tejido comunitario o quizás el clima social, tipo familia, donde duros drogadictos se ayudan unos a otros a encarar la vida de otra manera. En Synanon ellos encuentran una familia, un grupo humano, una sociedad donde cada individuo puede vivir como un miembro de la comunidad y no como un paciente, un recluso o un prisionero. Es este tipo de entorno protegido, este tipo de atmósfera familiar lo que cada día es más reconocido como necesario para la estabilidad emocional de los seres humanos”.

Muchos de los residentes de Synanon y por ende sus operadores, que eran residentes recuperados, habían pasado por largos tratamientos de psicoterapia no exitosos y frustrantes. Esto selló la tendencia de no incluir la psicología en los movimientos de autoayuda; es más, en algunos casos se la llegó a considerar contradictoria y opuesta a las actividades de recuperación y todo debido a la experiencia anterior por la que algunos habían pasado.

Un incidente ocurrido con drogas el 30 de Julio de 1957, lleva a la creación de una fuerza global contra el abuso y adicción a las drogas. Miembros de las tres pandillas más violentas de Nueva York protagonizaron una guerra dejando un muerto y varios heridos graves. El padre (hoy Monseñor) O‘Brian, fue detenido junto con ocho drogadictos por considerarse que estaba promoviendo el consumo. Él trata de explicarle a la policía que el verdadero motivo de las reuniones es otro y se arma un escándalo que alcanza a los medios de comunicación. Cuando sale, O’Brian vuelve a su parroquia y comenzó la búsqueda de respuestas a este gran problema, y es entonces que recibe una visita de alguien que estaba muy interesado en el proyecto y le obsequia un hotel de 10 pisos ubicado en la zona céntrica de Nueva York. Actualmente ahí funciona la sede Central de Daytop. Esto significa un paso fundamental en cuanto a recursos, publicidad y difusión. Así empieza a desarrollarse la autoayuda (sin recurrir a profesionales), sumándole la historia de Alcohólicos Anónimos.

Habiendo oído del atendible éxito de SYNANON y junto al Psiquiatra Daniel Casriel, quien trabajaba en el Departamento de Probatoria (Libertad Condicional) de la Suprema Corte, desarrollaron un proyecto de investigación que comparaba el progreso relativo en tres grupos controlados de drogadictos en probatoria: residentes de una casa adaptada según el modelo SYNANON, un grupo especial de probatoria integrado únicamente de adictos y un grupo controlado de 25 adictos de probatoria seleccionados según el estándar de definición geográfica. El método propuesto de evaluación de éxito o fracaso era mediante el uso de Cromatología de Capas Finas, un sistema de análisis urinario para detectar el uso de drogas. El proyecto fue financiado por el Instituto de Salud Mental. Se realizó una encuesta entre los empleados a fin de encontrar un nombre a esa casa y así surgió el nombre de DAYTOP (siglas de Drogadictos en Probatoria) (1963).

El primer año DAYTOP estuvo plagado de dificultades. En la búsqueda de soluciones a los problemas, el Padre O’Brian entabló relaciones con David Deitch, uno de los directores de SYNANON. Deitch es contratado por O’Brian y junto a Ron Brancato, otro antiguo miembro de SYNANON continúa refinando el movimiento que había nacido. Se reúnen entonces con el Alcalde de Nueva York, para proponer la fundación de una corporación no lucrativa que reciba fondos estatales y de la ciudad, con la idea de crear un nuevo DAYTOP más grande. Con el nombre de DAYTOP VILLAGE, la institución fue incorporada en Mayo de 1965.

DAYTOP marca el verdadero comienzo de la expansión de las comunidades terapéuticas en el mundo, así como su evolución en instituciones altamente sofisticadas. Incorpora técnicos y una ideología psicopedagógica, con predominio del conductismo, premios y castigos como base del tratamiento, aunque utilizando otras modalidades de tratamiento en menor medida (dinámica grupal, psicoterapia individual, psicodrama, etc.). El aspirante va caminando por el método hasta “graduarse” y estos que llegan hasta el final son el modelo a imitar. Daytop ha establecido la red más importante de comunidades terapéuticas en Estados Unidos de Norteamérica, Canadá, América Latina, Europa y Asia.

Esta es la historia que antecede a los desarrollos que se fueron dando tanto en Estados Unidos como en Italia, principalmente desde la década del 60 en adelante y que dieron lugar en Estados Unidos a un sistema llamado “Daytop” y en Italia al “Centro Italiano de la Solidaridad” o CeIS.

El CeIS empieza en Roma cuando un sacerdote, el Padre Mario Picci, decide no seguir en el escalafón jerárquico de la Iglesia y un ex bailarín, Juan Corelli, deciden hacer un trabajo solidario consistente en poner una pequeña oficina en la estación “Termini” central de Roma, con un cartel que decía: “Centro Italiano de la Solidaridad: Orientación a jóvenes”. Los jóvenes eran principalmente chicas que llegaban desde el sur con valijas de cartón atadas con un “piolín” que venían a “hacer la América” en Roma. En general estas chicas terminaban en manos de la prostitución, de los tratantes de blancas. Así empiezan a darles orientación y a descubrir el fenómeno de la marginalidad (no empezaron a ver que había drogadictos en Roma). El CeIS, siempre tuvo como objetivo ocuparse del tema de la marginalidad social de manera amplia. 

Después de haber establecido este sistema, decidieron ocuparse también del creciente problema de los chicos que se quedaban dormidos en las calles con jeringas clavadas en los brazos por inyección de heroína. De esta manera dentro del CeIS organizaron lo que se llamó “Proyecto Uomo”.

En Italia en 1969 el Progetto UOMO, tomó elementos básicos de DAYTOP pero incluyó nuevos instrumentos más acordes a la realidad cultural y familiar europea y latina. A partir de allí se crea otro gran grupo de Comunidades Terapéuticas. El Proyecto Hombre se ha expandido fundamentalmente por Europa, Asia y América Latina.

Fue recién hacia mediados de los 80 en que, reconociendo los resultados logrados en el tratamiento de drogadictos, se inician los primeros movimientos de acercamiento desde el campo de la Salud Mental hacia el de la Autoayuda en general, buscando expandir hacia otras patologías sus técnicas y estrategias gestálticas, cognitivas, conductistas, confrontacionales, sistémicas, etc.

El movimiento de las Comunidades Terapéuticas se consolidó en los 90 y los profesionales empezaron a hacer pasantías en CT, se integraron en sus equipos, aprendieron de la autoayuda e hicieron aportes adaptando sus técnicas; desde la CT, los operadores a su vez valoraron el input que llegaba desde el ámbito profesional. Pero la integración real entre ambos campos llegó con la “epidemia” del abuso de cocaína ya que su fuerte componente psicológico y el régimen ambulatorio, obligaron a ambos grupos a trabajar juntos, esperando resultados exitosos.

LA COMUNIDAD TERAPÉUTICA EN EL PERÚ

Es en 1987 donde gracias a las becas del CeIS (Centro Italiano de Solidaridad) becarios del Ministerio de Salud, Arzobispado del Callao y la Asociación de los “Entusiastas”, cursan los estudios de Operador Socio-Terapeuta por un lapso de once meses en diversas Comunidades Terapéuticas de Italia, los becarios enviados por las instituciones no estatales, al regresar al Perú, dan inicio a las actividades de las primeras CTs en nuestro país.

A fines de 1988, las CTs.: Casa de Oración y Ayuno Amor Misericordioso “Proyecto Paz y Bien” y el Centro de Rehabilitación del Drogadependiente “Escuela de Vida” comienzan a desarrollar sus proyectos, recibiendo a sus primeros residentes. Este modelo alternativo al del tipo clínico, de bajo costo y masivo, sumado a la escasa oferta estatal, comienza a tener amplia aceptación en nuestra sociedad, especialmente en los sectores de escasos recursos económicos que no pueden costear otro tipo de tratamiento.

“Proyecto Paz y Bien”, inicia un crecimiento de proyección nacional e internacional, contando con más de 30 casas. El apoyo de diversas entidades le permite brindar el servicio de prevención y rehabilitación a una gran cantidad de residentes, no sólo de problemas de drogas sino de diversos problemas de salud mental. Asimismo, en el año 1990 funda la Primera “Escuela de Operadores” y posteriormente organiza la Conferencia Latinoamericana de Comunidades Terapéuticas. Estas actividades permiten a la mencionada institución posicionarse y tener presencia a nivel internacional.

En el desarrollo de sus actividades con el paso del tiempo, se llegó a una malinterpretación del modelo, que conllevó al maltrato y abuso de los residentes, sumado a una gestión inadecuada, ocasionando situaciones de escándalos y hechos luctuosos, que terminaron en procesos judiciales y detención de sus principales dirigentes y personal de la institución.

“Proyecto Paz y Bien”, dejó de prestar servicios, pero de su estado de decadencia y de su propio seno, surgieron otras instituciones independientes, que continuaron brindando el servicio. Asimismo, comenzaron a aparecer otros Centros, que se sumaron al esfuerzo de la rehabilitación.

En 1990 se funda una Asociación de Comunidades Terapéuticas, que se esfuerza en agrupar a las instituciones que brindan el servicio de rehabilitación en el Modelo de Comunidad Terapéutica. Asimismo, en el año de 1993, se funda la Federación de Comunidades Terapéuticas, pero previas conversaciones entre los líderes y asociados de ambas instituciones se decide en 1995, fundar la Asociación de Comunidades Terapéuticas Peruanas (ACTP). Este acto permitió que la ACTP logre la afiliación y membresía de la Federación Latinoamericana de Comunidades Terapéuticas (FLACT). Asimismo se logró la membrecía de la Federación Mundial de Comunidades Terapéuticas (FWTC). En el caso de la ACTP la primera presidencia fue una Junta Transitoria y en la actualidad la ejerce el Centro de Rehabilitación del Drogadependiente “Escuela de Vida”.

Por otro lado, en agosto del 2003 se funda la Red Nacional de Centros Terapéuticos del Perú (RED) la primera presidencia la asumió la CT “Villa Ángela” y la actual presidencia la ejerce la CT “Luz en tu Vida”.

Posteriormente en el año 2009 un grupo de instituciones que conformaban la RED, y otras instituciones invitadas, fundan la Federación Nacional de Comunidades Terapéuticas del Perú (FENACOTEP), asumiendo como primera Presidencia la CT “Nuevo Orbe”.

La influencia del Modelo de Comunidad Terapéutica ha tenido tal impacto en nuestro medio que diversas instituciones de salud públicas y privadas e instituciones religiosas – espirituales han tomado diversos elementos de la CT que han integrado a sus programas de tratamiento.

El Proceso de Evolución de las Comunidades Terapéuticas en el Perú, Rodríguez, R (2010)

1988 - 1990

2007 - 2010

A mediados de los ochentas

1995 -2007

1990 - 1995

Reordenamiento y Sistematización

Diseminación

Estructuración

Desestructuración

Inicios

Se han planteado diferentes etapas de las Comunidades Terapéuticas en el Perú para poder entender los diversos eventos y situaciones que estuvieron en torno al nacimiento, desarrollo y evolución de las Comunidades Terapéuticas Peruanas. Así tenemos:

Inicios: “Proyecto Paz y Bien” y “Escuela de Vida” bajo el Modelo de Comunidad Terapéutica.

Desestructuración: Donde cada Comunidad Terapéutica establecía una postura de tratamiento y “Proyecto Paz y Bien” desintegra el objetivo y mística de la Comunidad Terapéutica como alternativa de tratamiento en las adicciones; genera confusión y estigma social y surgen algunas pseudocomunidades que contribuyen a la sobregeneralización de los malos tratos y ausencia de programas serios.

Estructuración: Las Comunidades Terapéuticas se reorganizan y buscan consolidarse como entidades serias que brindan servicios de rehabilitación a las personas que van en busca de ayuda. Se inician Escuelas de Operadores como las que se hacen hasta la actualidad en Comunidades Terapéuticas como “Mi Buen Pastor” y “Escuela de Vida”. Se fomentan pasantías internacionales y la calidad no se hace esperar en innovaciones en el tratamiento a favor de los usuarios. Se forma la ACTP (Asociación de Comunidades Terapéuticas Peruanas).

Diseminación: Las Comunidades Terapéuticas toman fuerza, se continúa el trabajo de los consejeros, se integran diferentes profesionales de la salud y de las ciencias sociales. Representantes de las Comunidades Terapéutica se agrupan para formar la Red Nacional de Comunidades Terapéuticas del Perú - RED. Asimismo, se realiza el Estudio de Seguimiento de los Resultados a Largo Plazo del entrenamiento para el Tratamiento “Libre de Drogas”(Octubre 2002 – Enero 2005) cuya muestra fue de 33 instituciones y 509 entrevistados en un seguimiento a los 6 meses, teniendo como principales resultados que las instituciones que participaron del entrenamiento implementaron el modelo de CT de manera adecuada; y los ex clientes de instituciones que participaron en el entrenamiento, tienen más probabilidad de abstenerse de consumir alcohol, PBC, cocaína y cannabis en los últimos 30 días.

Reordenamiento y Sistematización: Nos trae avances, alianzas estratégicas, acercamiento de instituciones reconocidas como CEDRO, CONTRADROGAS hoy DEVIDA, se tiene la oportunidad de participar en TREATNET auspiciado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, se dan Congresos a nivel nacional e internacional que fortalece el Movimiento de Comunidades Terapéuticas en el Perú. Se funda la Federación Nacional de Comunidades Terapéuticas del Perú (FENACOTEP). DEVIDA viene realizando el Diagnóstico Situacional de Centros de Atención para Dependientes a Sustancias Psicoactivas 2009-2010 en donde se ha identificado en Lima y Callao 138 centros de atención, entre ellos cerca del 85% son comunidades terapéuticas, y en 12 departamentos del país se ha identificado 83 centros de atención de los cuales cerca del 90% son comunidades terapéuticas. Las CTs han logrado mantenerse pese a la ausencia de leyes claras y la falta de apoyo estatal en una sociedad que cada vez más se deja llevar por el mundo de las drogas.

ENFOQUES QUE SE COMPLEMENTAN AL MODELO DE COMUNIDAD TERAPÉUTICA

El enfoque de la Comunidad Terapéutica es bio psico social espiritual y se conoce a menudo como ¨La Comunidad como Método”, y ello consiste en que al interior de la Comunidad Terapéutica los miembros interactúan para influenciar positivamente en las actitudes, percepciones y comportamientos asociados a las adicciones y a su recuperación, no centrándose en el problema como algo externo o ajeno, sino por el contrario encontrando la solución al interior del ser humano y de sus enormes potencialidades.

ESCUELAS PSICOLÓGICAS

A continuación, definiremos las diversas escuelas, de las cuales se tomaron diferentes técnicas e instrumentos, integrándolos en los programas de tratamiento de las CTs:

Escuela Humanista Existencial

Escuela Gestáltica.

Escuela Logoterapéutica

Escuela Existencialista

Escuela Sistémica.

Escuela Transaccional.

Escuela Psicoanalítica.

Escuela Cognitivo Conductual.

Escuela Humanista Existencial

Se inicia y se desarrolla en los años 50, surge como una tercera fuerza alternativa a las otras dos grandes escuelas dominantes hasta entonces: Psicoanálisis y Conductismo.

El movimiento humanista parte de una imagen positiva y optimista del hombre, por ello propone un estilo de vida positivo y se apoya en la relación de persona a persona.

Las referencias a la psicología Humanista y Fenomenológica próxima a Rogers y Maslow son continuas. Algunas de las más importantes son:

La creencia en la capacidad de la persona para llegar a la autorrealización (de la que habla Maslow), y para tender a valores superiores que se proponen en un estilo de vida positivo. Es la tendencia actualizante de Rogers que actúa como una fuerza positiva, interior e instintiva para el desarrollo de la persona.

Dice C. Rogers que “el mejor punto de vista para comprender la conducta es desde el propio marco de referencia del individuo”. Ponerse en el lugar del drogodependiente para entender desde ahí lo que le sucede. Algo básico para empezar a comprender el porqué de sus opciones vitales.

Dentro de esta corriente los enfoques teóricos y terapéuticos son tan diversos, que no es posible plantear un modelo teórico único. Lo que sí se puede obtener de estas diversas teorías y enfoques, es una serie de principios y énfasis:

Énfasis en lo único y personal de la naturaleza humana: el ser humano es considerado único e irrepetible.

Confianza en la naturaleza y búsqueda de lo natural: El ser humano es de naturaleza intrínsecamente buena y con tendencia innata a la autorrealización.

Concepto de conciencia ampliado: La conciencia que tenemos de nosotros mismos y la forma en que nos identificamos con nuestro yo o ego, es uno de los varios estados y niveles de conciencia a los que podemos llegar, pero no es el único.

Trascendencia del ego y direccionamiento hacia la totalidad que somos: La tendencia en el curso de nuestra autorrealización es ir alcanzando cada vez niveles de conciencia más evolucionados.

Superación de la escisión mente/cuerpo: La psicología humanista parte desde un reconocimiento del cuerpo como una fuente válida de mensajes acerca de lo que somos, hacemos y sentimos, así como medio de expresión de nuestras intenciones y pensamientos.

Reequilibrio entre polaridades y revalorización de lo emocional: El cultivo de lo emocional, lo intuitivo, lo contemplativo por parte de la psicología humanista, es un intento por reestablecer ese equilibrio.

Valoración de una comunicación que implique el reconocimiento del otro: Consiste en dejar de reconocer a los demás como objetos, o medios para alcanzar nuestros propósitos personales, es uno de los énfasis principales de esta corriente.

Dentro de la psicología Humanista uno de los enfoques más representativos es el de Carl Rogers. El establece como eje de toda su concepción psicológica la hipótesis “que el individuo tiene la capacidad suficiente para manejar en forma constructiva todos los aspectos de su vida que potencialmente pueden ser reconocidos en la conciencia” (Rogers, 1972, 1978). Asimismo, Rogers asume que en todo ser humano existe una tendencia innata a la actualización; esto es, el desarrollo progresivo y a la superación constante, siempre que se encuentren presentes las condiciones adecuadas. Algo similar a la autorrealización, también innata, que proponen Abraham Maslow, Rollo May y los demás psicoterapeutas humanistas.

Escuela Gestáltica.

“Gestalt” es una palabra alemana que se puede traducir por “forma” o “configuración”, se desarrolla en la década de los 50 y fue estructurada por Fritz Perls.

La terapia Gestalt es una terapia perteneciente a la

http://es.wikipedia.org/wiki/Psicolog%C3%ADa_humanistapsicología humanista, la cual se caracteriza por no estar hecha exclusivamente para tratar enfermos, sino también para desarrollar el potencial humano.

La terapia Gestalt se enfoca más en los procesos que en los contenidos. Pone énfasis sobre lo que está sucediendo, se está pensado y sintiendo en el momento; por encima de lo que fue, pudo haber sido, podría ser o debería estar sucediendo.

Utiliza el método del

http://es.wikipedia.org/wiki/Conciencia_(psicolog%C3%ADa)darse cuenta ("awareness") predominando el percibir, sentir y actuar. La persona aprende a hacerse más consciente de lo que hace. De este modo, va desarrollando su habilidad para aceptarse y para experimentar el "aquí y ahora".

En esta terapia, la persona es quien tiene que "autocurarse", el terapeuta sólo le guía y le ayuda para que lo consiga, haciendo más bien una función de observador externo y no tanto de "el que cura".

El objetivo de la terapia Gestalt, además de ayudar a sobreponerse a

http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADntomasíntomas, es permitirle llegar a ser más completa y

http://es.wikipedia.org/wiki/Creatividadcreativamente vivo y liberarse de los bloqueos y asuntos inconclusos que disminuyen la

http://es.wikipedia.org/wiki/Satisfacci%C3%B3nsatisfacción óptima,

http://es.wikipedia.org/wiki/Autorrealizaci%C3%B3nautorrealización y crecimiento. Por tanto, se ubica en la categoría de las

http://es.wikipedia.org/wiki/Psicoterapiaterapias

http://es.wikipedia.org/wiki/Humanistahumanistas.

La Terapia Gestáltica se basa en:

El aquí y ahora: vivir y sentir el presente. Vivir y sentir la realidad.

El darse cuenta ("awareness"). Es el cliente quien ha de darse cuenta de lo que le pasa. Sólo se necesita ser consciente para cambiar (si se quiere) una conducta.

Aceptar lo que uno es: no buscar ídolos, no aceptar los "deberías", ser responsable de los propios actos.

Enfatizar en el cómo o en el para qué más que en el porqué: ¿Cómo me siento?, ¿Cómo me siento en esta situación?, ¿Cómo me siento ahora?, ¿Para qué estoy haciendo esto?, ¿Para qué me sirve sentirme de este modo?

Escuela Logoterapéutica

Fundada por Víctor Frankl, desde la Logoterapia se explica el origen de la drogodependencia en la falta de significado en la vida. Señala que el hombre está dirigido por una voluntad de significado; es decir, por la necesidad de encontrar un sentido a su propia vida.

La logoterapia atribuye muchas neurosis a la pérdida del sentido de la vida; con la palabra, pretende conducir a la persona a la verdad del existir humano y de los valores, con el objetivo de encontrar el verdadero significado de la vida.

La logoterapia no se propone, en efecto, otra cosa que llevar al hombre a la conciencia de este su ser-responsable. Se trata de hacer que comprenda y viva esta responsabilidad inseparable de su propia existencia. Esto es todo: tratar de llevarle más allá de este punto, más allá de la conciencia de su existencia como responsabilidad, no sería posible ni tampoco necesario” (Frankl, V. 1970)

Escuela Sistémica.

La terapia sistémica es un modelo de psicoterapia que se aplica para el tratamiento de trastornos y enfermedades psíquicas concebidas como expresión de las alteraciones en las interacciones, estilos relacionales y patrones comunicacionales de un grupo social comprendido como un sistema. Este planteamiento da importancia a la experiencia de luchar para existir dentro de sistemas grandes y complejos.

Plantea que la angustia o la conducta inadaptada de los miembros individuales de la familia es mejor entendida como una manifestación de algo que no está bien a nivel sistémico. Para entenderla mejor, partamos de los principios básicos del enfoque:

Un sistema es un todo unificado que consiste en partes interrelacionadas. El cambio de una parte afecta a todo el resto del sistema. Si algún miembro del sistema no funciona como lo venía haciendo, se redistribuyen sus funciones entre otros miembros de la familia, cambiando el balance de las relaciones. Una vez que un sistema está funcionando tenderá a seguir funcionando de la misma forma, a menos que algún evento externo interfiera. Se produce lo que se llama homeostasis, que es un estado estable y en el que sus partes alcanzan un balance.

Todos los sistemas se basan en un conjunto de reglas. Pueden funcionar en la familia cuando ésta se encuentra en un estado de equilibrio, pero en un estado de cambio, puede ser necesario revisar las reglas para permitir al sistema un nuevo nivel de funcionamiento. Usa el principio de circularidad recíproca. Todo causa y es causado por algo más.

El objetivo del terapeuta sistémico es facilitar el cambio a un nivel sistémico. Por ejemplo, reescribiendo reglas implícitas, cambiando el balance entre las distintas partes del sistema y mejorando la eficacia en la manera como se trasmite la comunicación o retroalimentación.

Escuela Transaccional.

Fundado por el Dr. Eric Berne, médico psiquiatra; principal innovador del Análisis Transaccional. Elaboró su modelo a partir de sus observaciones en la psicoterapia de grupo a principios de los años cincuenta.

El análisis transaccional es un modelo decisional de la personalidad que permite: Comprender como entramos en relación con los otros, lo que buscamos en nuestras relaciones y cuales son nuestras raíces ocultas que nos hacen reaccionar de manera repetitiva. Sentir y tomar conciencia de qué es lo que pasa en nosotros y por tanto que necesitamos, deseamos y cuales son nuestras metas.

Actuar y tomar la iniciativa para poner en marcha los cambios personales, relacionales u organizacionales.

El análisis transaccional parte de la premisa que hay en cada personalidad los elementos de padre, adulto y niño. Las personas interactúan entre sí desde estas tres posiciones psicológicas distintas conocidas como estados del Yo. Considera que todas las personas funcionan desde una de las tres y mantienen códigos de lenguaje específicos en cada caso.

El AT utiliza los siguientes tipos de análisis:

Análisis de las Transacciones

Es el análisis del modelo de estructura personal de cada individuo que interviene en la relación con los demás, para obtener una clara percepción de la adecuación o inadecuación, de la productividad o improductividad de cada contacto social y aprender nuevas opciones de relación.

Análisis de los Juegos

Los juegos determinan las tácticas particulares que la persona utiliza para avanzar en su programación argumental.

Análisis del Argumento de Vida

El objetivo central del análisis transaccional es librar a la persona de los mandatos negativos de su argumento de vida.

Análisis de la Estructuración del Tiempo

Permite el análisis y la toma de conciencia de cómo el individuo estructura y organiza su propia personalidad y de que forma esa estructuración condiciona la relación de la persona consigo misma y con los demás. Cada persona estructura su tiempo de acuerdo a su personal argumento de vida.

El Análisis Transaccional considera que, si bien los elementos expuestos constituyen un sistema completo para describir el comportamiento humano, es imprescindible abordar también el área de los sentimientos y las emociones si se quiere obtener un cambio en la programación conductual de la persona.

Escuela Psicoanalítica

Creado por Sigmund Freud, tiene una triple dimensión: es una teoría Psicológica, una técnica de investigación y una psicoterapia.

Freud divide el aparato psíquico en: Inconsciente, Preconsciente, Consciente; y la estructura funcional de la personalidad en: Ello, Yo y SuperYo.

El campo de acción del psicoanálisis es el diálogo entre analista y paciente. Al paciente le corresponde hablar, al analista, escuchar y devolver su discurso al paciente, ya sea con una interpretación, señalamiento o confrontación. Funciona, efectivamente, haciendo que el sujeto se escuche a sí mismo, de forma que descubra y construya su propia verdad. El trabajo del terapeuta se basa en tres instrumentos: confrontaciones, clarificaciones e interpretaciones.

Como técnica terapéutica, su finalidad es hacer retornar a la conciencia del paciente los recuerdos dolorosos de su infancia que han sido la causa de la instauración de los conflictos psíquicos de los que dependen los síntomas neuróticos presentes.

Del Psicoanálisis se utilizan técnicas del psicodrama para trabajar las historias de vida. Se trabaja a través de estas técnicas el área afectiva y cognitiva.

Escuela Cognitivo Conductual

Surge con Watson, en 1917, propone que el objeto de la psicología es la conducta manifiesta, susceptible de observación y medición.

La terapia cognitivo-conductual representa la integración de los principios derivados de la teoría del comportamiento, la teoría del aprendizaje social y la terapia cognitiva.

Supone el enfoque más comprensivo para tratar los problemas derivados del uso de sustancias, y consiste en el desarrollo de estrategias destinadas a aumentar el control personal que la persona tiene sobre sí misma.

Modelos de Modificación de Conducta:

Condicionamiento Clásico (Paulov):

Un estímulo condicionado provoca una respuesta condicionada.

EC ----------→ RC

Condicionamiento Instrumental u Operante (Thorndike)

Cuando una respuesta es reforzada por un estímulo, tenderá a repetirse en el futuro.

Aprendizaje Social (Bandura)

Señala que se pueden adquirir conductas a través de la simple observación de otra persona o modelo. Realizando las mismas conductas (Aprendizaje Vicario).

Según Beck y Ellis, la conducta es considerada como una reacción global del organismo ante los estímulos del medio. El sufrimiento emocional es debido a la forma en que las personas construyen el mundo y las creencias irracionales que mantienen.

La terapia cognitiva-conductual se basa en los principios y métodos siguientes:

Se focaliza en el comportamiento y el pensamiento.

Se aboca a modificar comportamientos.

Esta orientada hacia el presente.

Pone énfasis en la cuantificación y se pueden medir los procesos obtenidos.

La relación terapeuta-paciente es de colaboración y el enfoque es didáctico.

Tiende a fomentar la independencia del paciente.

Esta centrada en los síntomas y su resolución.

Rechaza el principio de sustitución de síntomas.

Pone el énfasis en el cambio.

Desafía la posición del paciente.

Se centra en la resolución de problemas.

Utiliza planes de tratamiento.

Tiene una base empírica y trabaja con la participación activa del paciente.

ESTRUCTURA JERÁRQUICA DEL PROGRAMA DE TRATAMIENTO

A continuación veremos los servicios que ofrecen las Comunidades Terapéuticas, la manera cómo es que están estructuradas jerárquicamente, qué profesional es el que dirige la comunidad y quiénes conforman sus equipos terapéuticos, así como las funciones que desempeñan cada uno de ellos. Estos datos fueron obtenidos del proceso de recojo de información de las Comunidades Terapéuticas.

Las Comunidades Terapéuticas ofrecen servicios de tratamiento y rehabilitación a personas varones y/o mujeres con problemas de dependencia a alcohol, drogas y dependencia al juego, entre otras adicciones. Algunas además ofrecen servicios de atención para personas con problemas de conducta y/o trastornos alimentarios.

Algunas de las Comunidades Terapéuticas tienen una estructura jerárquica vertical, compuesta por un Director General (promotor general) o Director Administrativo y Director Terapéutico conformada por un equipo terapéutico multidisciplinario. En otros casos se ha encontrado Comunidades Terapéuticas con una estructura horizontal conformada por un director y un equipo terapéutico integrado por psicólogo, consejeros, enfermeros, médicos y otros profesionales de la salud y de las ciencias sociales. La autoridad se entiende en sentido horizontal y vertical, reforzando el concepto de responsabilidad compartida y apoyando el proceso de participación en la toma de decisiones cuando ésta sea factible y esté de acuerdo con la filosofía y objetivos de la comunidad terapéutica.

Es importante resaltar que al entrar en vigencia la Resolución Ministerial N° 407-97-SA/DA, las Comunidades Terapéuticas se esforzaron en adecuarse a ella, contratando al profesional médico para el cargo de Director Técnico. Esta norma en su regulación no se adecuaba al modelo de CT, motivo por el cual en un sector de las comunidades terapéuticas, el médico continuó figurando como Director Técnico, pero en la praxis su función como Director del Programa Terapéutico fue asumida generalmente por el Psicólogo o el Consejero capacitado; cumpliendo el médico las funciones propias de la salud física. Asimismo, han mantenido la relación con los psiquiatras, como profesionales externos de la CT, en la derivación de casos que ameriten su intervención.

Asimismo, el Director General y/o Administrativo es el responsable de las actividades de organización general y administrativa, así como del cumplimiento de la normatividad legal vigente aplicable a la C.T, en lo que a su cargo corresponde. El Director Terapéutico es el responsable del desarrollo del programa terapéutico y el cuidado general de la salud de los residentes. Ambos son corresponsables de la salud integral de los residentes, así como del cumplimiento de los derechos fundamentales de toda persona.

En cuanto al Equipo Terapéutico, está conformado por un médico psiquiatra, en algunos casos y en otros por un médico general o internista, psicólogos, enfermeras, técnicos de enfermería, internos de psicología, consejeros y personas que dan soporte espiritual, función en la cual también los consejeros participan. Algunas Comunidades Terapéuticas cuentan también con psicopedagogo o educadores, nutricionista y otros profesionales de la salud y las ciencias sociales. Este equipo está entrenado en el área de las adicciones, sea por capacitación formal o por su propia experiencia de haber pasado por un programa de rehabilitación; comparten un sistema de creencias, valores y tienen metas claras, definidas y habilidades sociales para poder trabajar con la población adicta.

Los consejeros, quienes generalmente son rehabilitados; son el primer contacto con el residente recién llegado, motivándolo y monitoreándolo en su tratamiento, contribuyendo en la detección y reconocimiento de signos y síntomas; y los guías espirituales (pastores o laicos) apoyan o trabajan orientando a los residentes desde un enfoque espiritual.

En caso de la presencia de trastornos asociados a las dependencias, el médico psiquiatra indica el tratamiento. El médico general es quien absuelve los problemas relativos a la salud física de los residentes. Los psicólogos realizan la evaluación, ejecución y supervisión del Programa Terapéutico, dado el carácter conductual de los aspectos básicos a cambiar en la problemática adictiva.

ESTRUCTURA TERAPÉUTICA DEL PROGRAMA DE TRATAMIENTO

En este acápite se hace referencia a los objetivos que tienen las Comunidades Terapéuticas, características de los residentes que se encuentran en ellas, en cuanto a sexo y edad; así como la forma de ingreso a la comunidad y los criterios de exclusión y derivación. Además, se hará referencia a las evaluaciones que realizan al usuario (residente) al ingresar a la CT, la manera en que se realiza la desintoxicación del residente, la duración del programa terapéutico y el enfoque de intervención que se utiliza. También se describirán las actividades terapéuticas que reciben los residentes, los aspectos relacionados con la espiritualidad y las otras actividades que realizan al interior de la CT. Por último, se tocará los aspectos comportamentales que toman en cuenta los programas terapéuticos y las experiencias socioeducativas utilizadas.

Los programas terapéuticos generalmente tienen como objetivos; el tratamiento, la rehabilitación integral y la reinserción a su ambiente familiar, social y laboral de las personas dependientes a drogas. Otras CT enfatizan además en el cambio de estilo de vida del adicto, recuperación de su autoestima y sistema de valores, desarrollo de su sistema de autocontrol y que aprenda a prevenir las recaídas, con una calidad de vida adecuada.

Los programas terapéuticos están estructurados de manera diferente para la atención de varones y mujeres; sin embargo, no comparten el mismo espacio físico. Asimismo, en algunos casos los internos no se encuentran separados de acuerdo al rango de edad; estos rangos varían desde los16 años (adolescentes) hasta la edad los 65 años (adultos). Asimismo, los programas terapéuticos tienen una duración promedio de 18 meses; sin embargo, hay Comunidades Terapéuticas que han preferido acortar los tiempos a 12 meses para propiciar que el residente logre terminar el programa; en tanto que otras tienen un programa de 24 meses.

El ingreso a las Comunidades Terapéuticas mayormente es voluntario o a petición de la familia y por medida cautelar (interdicción familiar). Generalmente, reciben personas con deseos de cambio, incluso personas que tienen antecedentes penales, judiciales o requisitorios y que tengan apoyo familiar; así como otras que se reservan el derecho de admisión si éstas se encuentran en las situaciones antes señaladas. Algunas prefieren que sea su primer internamiento o que, en todo caso, no haya tenido más de tres internamientos en otras CT. Aquellas personas que tengan trastorno psiquiátrico tipo esquizofrenia u orgánicos según amerite la complejidad de la patología, son derivados a otras instituciones de Salud Mental o centros donde puedan recibirlos. Sin embargo, se plantea que sea primero controlado el problema psiquiátrico para luego recibirlo con el control médico respectivo. Existen algunas comunidades que tienen como criterio de exclusión personas con patologías fisiológicas de alta complejidad.

Cuando una persona ingresa a una Comunidad Terapéutica generalmente se le realizan evaluaciones clínicas (signos vitales, análisis clínicos, toxicológicos), las cuales son efectuadas por la enfermera y/o el médico general / internista o en un laboratorio privado o posta médica. También, se hacen evaluaciones de tipo psiquiátrica de ser necesario, previo diagnóstico psicológico.

Al inicio del tratamiento el proceso de desintoxicación se realiza naturalmente dentro de la comunidad. Hay algunas que usan psicofármacos prescritos por el médico psiquiatra en caso que amerite, en otros casos, la desintoxicación se realiza administrando suero al residente prescrito por el médico; sin embargo, es importante resaltar que las CT realizan el proceso de desintoxicación en forma natural mediante actividades deportivas u otras estrategias terapéuticas como la relajación. Otras formas alternas de rehabilitación de la drogodependencia que son basados en modelo religioso espiritual buscan la desintoxicación del residente a través de la meditación o teoterapia.

La mayoría de las Comunidades Terapéuticas en la actualidad son libres de tabaco, pues consideran que la abstinencia tiene que ser total en la rehabilitación. Hay otras que consideran el uso del cigarrillo no como un refuerzo o privilegio, sino como un elemento para ayudar al manejo de la ansiedad que se vive dentro de la comunidad.

Los Programas Terapéuticos están basados en instituciones como Uomo y Daytop, quienes utilizan el Modelo de Comunidad Terapéutica con un enfoque humanista existencial (integral biopsicosocial espiritual) y utiliza la diversidad de modelos psicológicos para abordar diferentes aspectos de la persona y de su familia. También hay otros centros de rehabilitación que sus programas son basados en la espiritualidad y el psicólogo es sólo personal de apoyo.

Los residentes, dentro de una Comunidad Terapéutica, son miembros, como sucede en cualquier familia, y no como pacientes en el caso de una institución clínica. Dichos miembros desempeñan un papel importante en la marcha de la comunidad terapéutica y realizan una función positiva como modelos a quienes los otros emulen. De esta manera, los programas terapéuticos se estructuran en base al cumplimiento de actividades diarias dentro de la casa, por parte de los residentes, así como actividades terapéuticas.

Entre los tipos de actividades terapéuticas ofrecidas en las Comunidades Terapéuticas están:

Terapias de grupo diversas.

Terapias individuales, entre una a dos veces a la semana, a cargo de los psicólogos.

Terapias de familia, que en algunos casos son charlas informativas, talleres vivenciales, consejería, terapia mixta, semanal o quincenalmente, y terapias unifamiliares. Estas actividades están a cargo del personal profesional y los consejeros.

Laborterapia (habilidades sociales)

En cuanto a las terapias grupales la mayoría de las Comunidades Terapéuticas utilizan:

Encuentro Matutino, según Modelo de Comunidad Terapéutica, que se realizan a diario por las mañanas.

Reuniones de Comunidad, donde tratan aspectos importantes de la casa y en algunas de ellas se toman decisiones respecto a ascensos o comportamientos de los miembros de la casa (encuentros).

Reuniones de expresión de sentimientos o la caja de sentimientos, donde los residentes pueden expresar sentimientos diversos los cuales a través del trabajo en grupo contribuyen a superar los conflictos no resueltos.

Terapias Informativas o Psicoeducativas en relación a la enfermedad o a otros aspectos relacionados con la evolución del residente.

Por otro lado, las Comunidades Terapéuticas encuentran como base fundamental las terapias de grupo como:

Terapias de Autoayuda, donde ante un comportamiento inadecuado de un residente, se apela a su honestidad y capacidad de autoevaluación para que lo reconozca por sí mismo y reciba la ayuda del grupo y se de la retroalimentación.

Terapias de Confronte, se realiza tanto en grupo como “al paso”, para los comportamientos inadecuados reiterativos y graves. En esta última se hace hincapié que se confronta la conducta, sin maltratar ni humillar al residente.

Terapias de grupos psicoeducativos, grupo estático, dinámico, sonda, encuentro de la mañana, pre encuentro, encuentro inicial, pull up, confronte inicial.

Terapias de Feedback (Retroalimentación), en donde el grupo le señala al residente los comportamientos adecuados e inadecuados que presenta.

Estas terapias generalmente son dirigidas por los consejeros o psicólogos. Sin embargo, los confrontes al paso o pull up lo puede hacer cualquier miembro de la comunidad.

En la mayor parte de las comunidades no se cultiva la religión, sino que consideran de mayor importancia la espiritualidad, que la trabajan en función a la práctica de los valores, la búsqueda del sentido de vida existencial y están a cargo de consejeros y psicólogos. En otras comunidades utilizan la meditación, el estudio de la Biblia, los doce pasos y el texto Solo Por Hoy de AA, estando a cargo de consejeros o pastores según sea el caso. En muchas comunidades hay libertad de culto, de tal modo que pueden brindar soporte miembros de cualquier religión.

Por otro lado, dentro del Programa Terapéutico están estructuradas otras actividades para los residentes, como las actividades del cuidado y mantenimiento de la casa, talleres de manualidades, carpintería, albañilería, cocina; actividades artísticas como pintura; lecturas literarias o bíblicas y actividades físicas como aeróbicos y deportes.

En algunas Comunidades Terapéuticas han considerado en su Programa que los residentes, sobre todo los adolescentes, tengan la posibilidad de culminar sus estudios escolares, dentro de la comunidad. Es por ello que han realizado alianzas estratégicas con la UGEL respectiva, para que educadores vayan a la comunidad a impartir clases una o dos veces por semana o estudien a distancia o de manera presencial.

La Comunidad Terapéutica representa un ambiente sumamente estructurado con límites precisos, tanto morales como éticos. Hace uso de experiencias de aprendizaje comunitariamente impuestas, lo mismo que de una mejora merecida de estatus y privilegios, como parte del proceso de recuperación .Para el manejo de los comportamientos inadecuados, tales como faltas a las normas, irresponsabilidades o indisciplina utilizan la pérdida de los privilegios, experiencias de aprendizaje, hacer actividades extras, bajarlos a niveles menores dentro del programa; así como hay centros que utilizan el retirar al residente del programa, pero no de la comunidad, por un periodo corto.

En este sentido, en cuanto a los métodos de control de la conducta, algunos centros utilizan mayormente el uso de recompensas a comportamientos adecuados, tales como llamadas telefónicas de los familiares, visitas y/o permisos especiales. En otras comunidades utilizan métodos de aprendizaje, reeducación, motivación y rehumanización.

METODOLOGÍA DE INTERVENCIÓN: ETAPAS Y PROCESOS DE TRATAMIENTO

En este punto se abordará aspectos relacionados con los formatos de admisión y registros que se utilizan en las Comunidades Terapéuticas, así como se describirán las fases del programa de tratamiento con sus características y duración de cada una de ellas y el proceso de evaluación que se realiza para pasar de una fase a otra. Además se hará referencia al sistema de visitas y permisos y los criterios para dar de alta al paciente al término del programa de tratamiento.

En las Comunidades Terapéuticas utilizan diversos formatos de admisión y registro, tales como la ficha de Ingreso, en donde se consignan los datos personales, de filiación del usuario, fecha de ingreso, motivo del ingreso y datos del familiar responsable. Asimismo, firman el Contrato o Compromiso de Internamiento, para el usuario y la familia, además de una Declaración Jurada de ingreso voluntario del usuario.

Generalmente las CT cuentan con la Carpeta Terapéutica y dentro de ella colocan todos los formatos del residente como son los documentos personales, administrativos, legales y consignan los datos referentes a su historia y evolución psicológica, médica y terapéutica.

Los Programas de Tratamiento de las Comunidades Terapéuticas están estructurados en diferentes Fases, por las cuales el residente tiene que seguir el proceso hasta llegar al alta terapéutica. Cada fase tiene sus propios objetivos a lograr claramente estructurados, con criterios de terminación. Estas fases, en algunas comunidades, las distinguen por distintivos de color diferente y en otras se diferencian porque las realizan en diferentes casas.

FASES DEL PROGRAMA

UOMO

DAYTOP

DURACIÓN PROMEDIO

I

Acogida

Acogida

15 Días

II

Formación

Miembros

45 Días

III

Intermedio / Pre Comunidad

Motivadores

02 Meses

IV

Comunidad /Comunidad A(A1, A2, A3), B (B1,B2,B3) y C (C1, C2, C3)

Jefes de Departamento A, B y C

06 Meses

V

Auxiliares (Junior, Senior)

Coordinadores (Junior, Senior)

05 Meses

VI

Reinserción Social

Asistentes

02 Meses

En la mayoría de las Comunidades Terapéuticas estas fases son aplicadas en base a las experiencias de UOMO y DAYTOP, siendo las siguientes:

Fase I

Se busca la recuperación física del residente para prepararlo progresivamente para los diversos aspectos durante su estadía dentro de la Comunidad Terapéutica. Esta etapa se considera de evaluación, porque se recoge la mayor información de la vida del residente, tomando en cuenta los criterios de admisión que deberá cumplirlos para luego pasar a la primera Fase del Programa Terapéutico.

En esta fase el residente, aprende que cada quien está en el lugar donde quiere estar, se le enseña una serie de pautas que permita fortalecer aspectos de su personalidad, fomentando la disciplina y el deseo de cambio. Asimismo, aprende a levantarse y alimentarse a sus horas, a descansar a la hora correcta y lo suficiente, recuperándose mental y anímicamente; conocerá los horarios y el cronograma de trabajo establecido por el Programa.

Fase II

El residente será admitido en esta Fase, dispuesto a continuar con su Proceso de Rehabilitación, entiende su problema de adicción, reconociendo la necesidad de cortar con la dependencia, abandonando el consumo y el ambiente asociado a él.

Aprende la Filosofía de Vida, el Reglamento Interno, las Normas y Reglas del Programa. Logra un aprendizaje general sobre la enfermedad de la Adicción.

Aprende a ordenar sus confusiones y temores, logrando en él, la búsqueda de su verdadera identidad. Se trabajan técnicas de mayor profundidad (motivacionales) y se constata la realización de los compromisos a través del Confronte (Técnica Terapéutica).

El residente va asumiendo pequeñas responsabilidades y motivaciones para que el tiempo de permanencia vivido transcurrido dentro de la Comunidad Terapéutica (período de abstinencia) se convierta en su primer logro y sea motivo de cambio para él y su familia.

Fase III

En esta fase el residente se integra a su grupo, y se busca la motivación al cambio, entendiendo que un aspecto importante en el tratamiento en Comunidad Terapéutica, es asegurar la motivación sea esta inicialmente externa y luego volcándose interna como parte de su proceso de recuperación.

Fase IV

Los usuarios que se encuentran en esta fase buscan un cambio de su personalidad en cuanto a valores, responsabilidad y comportamientos que vayan directamente asociados a su crecimiento y desarrollo como persona.

Para este fin, el equipo terapéutico y el equipo de profesionales trabaja constantemente para lograr la Reestructuración y Reeducación del residente, que se trabaja con la fuerza del grupo y así lograr el “despertar espiritual”, que permite en el residente descubrir su verdadero “YO” personal, para encontrarse consigo mismo y así comenzar su nuevo Plan de Vida.

El residente comienza a trabajar con su aceptación, para esto se le pone pruebas paulatinamente, tales como responsabilidades para con otros usuarios o labores específicas y técnicas departamentales para su cambio. Conjuntamente con él revisan aspectos de su pasado y comienza a relatar sus gustos, anhelos, juegos preferidos. Comienza a ser confrontado constantemente, aprende a ser minucioso y cumple con sus responsabilidades a conciencia. Se corrigen sus conductas y sus pensamientos.

Finalmente, habiendo comprendido conscientemente la importancia de la “ACEPTACIÓN”, ingresa a esta etapa para involucrarse a un trabajo interno y externo constantemente en los Grupos Terapéuticos aprendiendo a controlar sus emociones y reconocer sus errores. Empieza a explorar bajo el sistema de sondeos, en donde comparte sus traumas, decepciones, fracasos, impotencias, resentimientos, hábitos y todo lo nunca expresado de sus problemas internos.

Fase V

En esta etapa se busca la resocialización a la familia y a la sociedad, se trabajan con mayor frecuencia los grupos mixtos con la familia, se dan las primeras salidas supervisadas, se asignan mayores responsabilidades en la comunidad, manejo de grupos, se incide en el reforzamiento de la transmisión del mensaje de recuperación a los residentes menores como consecuencia de su “despertar espiritual” como parte de su proceso terapéutico.

Otra meta terapéutica es la elaboración de su Proyecto de Vida, la misma que es revisada y verificada por el Equipo Terapéutico.

Fase VI

En esta fase final del programa se realiza un trabajo de reinserción progresiva del residente. Se brinda las facilidades para que el usuario realice el trámite documentario y asesoramiento legal con miras a la habilitación laboral o académica. Asimismo, se incide sobre el apoyo de orientación vocacional y reinserción laboral que se trabaja en coordinación con los profesionales miembros del equipo terapéutico. Esta fase también, permite al usuario la formación e integración a una red de soporte social – espiritual que le permita reforzar y obtener asistencia cuando el graduado (ex residente) lo considere necesario.

Es importante resaltar que el avance de una fase a otra se hace generalmente luego de un proceso de evaluación, la misma que, en algunos casos, en reunión de comunidad se decide el avance del residente. Pero generalmente, es luego de la evaluación del equipo interdisciplinario y del cumplimiento de los objetivos de cada fase, que se toma la decisión.

En la mayoría de las Comunidades Terapéuticas el residente empieza a recibir visitas al mes, a los 45 días o a los tres meses, según las normas internas de cada comunidad.

Luego que el residente ha concluido el programa se procede al alta. Esta se determina en función al cumplimiento de los objetivos de cada fase en particular y del programa en general. Este cumplimiento de objetivos implica el cambio de la conducta del residente, lograr madurez emocional, desarrollar conductas básicas, usar adecuadamente las herramientas terapéuticas, lograr el control adecuado de los límites del entorno, identificar y evitar situaciones de riesgo, tener relaciones familiares estables, tener un proyecto de vida compatible, así como, lograr la conciencia de tener un seguimiento posterior al alta.

En la mayoría de las Comunidades Terapéuticas el alta terapéutica la determina el equipo terapéutico luego de un proceso de evaluación del residente. Otra modalidad es el alta administrativa donde el residente o su familia solicita su alta voluntaria no habiendo logrado el cumplimiento su proceso de rehabilitación y bajo su propia responsabilidad por diferentes causas.

OTROS ASPECTOS IMPORTANTES SOBRE EL MODELO DE COMUNIDAD TERAPÉUTICA

Este acápite hará referencia a aspectos auto evaluativos que hacen las Comunidades Terapéuticas de sus programas, relacionados con sus fortalezas y debilidades, los criterios que utilizan para evaluar sus resultados y la sistematización que han realizado de sus programas terapéuticos.

Como toda institución, las Comunidades Terapéuticas tienen sus fortalezas y debilidades, las mismas que son necesario reconocerlas para poder continuar en avance.

En la propia autoevaluación de sus fortalezas, las Comunidades Terapéuticas señalan aspectos relacionados con su equipo terapéutico especializado, o el hecho de tener objetivos definidos y estructurados en cada fase de su programa de tratamiento, o ser un programa con mayor predominancia espiritual. Sin embargo, hay muchas que coinciden en que su fortaleza reside en la perseverancia, honestidad y deseos de trabajar con la población adicta.

En relación a las debilidades, las Comunidades Terapéuticas tienen un común denominador: la falta de capacitación de su personal, en especial del rehabilitado y/o del personal técnico que labora en las CTs. En otros casos, es el poco trabajo terapéutico que se hace con la familia, lo cual trae como consecuencia que la familia persista con comportamientos coadictivos, poniendo en riesgo la rehabilitación del residente.

En cuanto a la evaluación de sus resultados algunas Comunidades Terapéuticas cuentan con datos estadísticos sobre sus atenciones, altas y seguimiento; sin embargo no cuentan con una sistematización de su programa y evaluaciones de eficiencia y eficacia que revelen sus tasas de altas y de mantenimiento de los residentes que han concluido el programa.

BIBLIOGRAFÍA

Becoña Iglesias, E y Cortes Tomas (2008). Guías clínicas Sociodrogalcohol. España

Campagna, D y Gervasio, E (2004) “Un modelo de comunidad terapéutica autosustentable para América Latina”. Asociación Proyecto Hombre. España.

Carrol, K. (1998) Manual de Terapia Cognitiva para la Adicción a las Drogas. NIDA

Castro, Liliana (2006). Intervención en Comunidades Terapéuticas. En: Manual de Consejería en Adicciones II. Lima.

Castro, Liliana (2006). Aspectos Terapéuticos Relevantes en Comunidades Terapéuticas. En: Manual de Consejería en Adicciones II. Lima.

Comas Arnau, D (2008) La metodología de la comunidad terapéutica: una apuesta de futuro. Revista española de drogodependencias, ISSN 0213-7615, Nº. 3, pags. 238-254

Comas Arnau, D. (2006) “Comunidades Terapéuticas en España. Situación actual y propuesta funcional” Grupo GID. España.

De León, G. (2004) “La comunidad terapéutica y las adicciones” Teoría, Modelo y Método. Desclée De Brouwer.

Del Pozo Llorente, J.M. y Fernández Gómez, C. (1999) “Comunidades terapéuticas”: Situación actual y perspectivas de futuro” Rev. Adicciones. Vol.11 Núm. 4. Págs. 329/336

Felices de la Fuente, Alfredo (2007). “El papel de la espiritualidad” RET, Revista de Toxicomanías. Nº. 51

García Ramírez, Laura y González del Río, Francisca. Inicio del Proyecto Hombre Málaga. El Programa Base.

Mas-Bagà Manuel (2006). La REBT en una Comunidad Terapéutica: REBTC Revista de Toxicomanías. Nº. 47.

Navarro C, Rafael; Becerra R, Beatriz; Castro D, Liliana; Chávez G, María; Dueñas Y, Arturo; Saavedra C, Carlos (1999). Aspectos Terapéuticos Generales. En: Programa de Capacitación para Comunidades Terapéuticas, Lima.

Navarro C, Rafael; Becerra R, Beatriz; Castro D, Liliana; Chávez G, María; Dueñas Y, Arturo; Saavedra C, Carlos (1999). Aproximación al Modelo Terapéutico Cognitivo Conductual. En: Programa de Capacitación para Comunidades Terapéuticas, Lima.

NIDA (1999) “Principios para el tratamiento de las adiciones”. EEUU

NIDA (2003). Serie de Reportes de Investigación - La Comunidad Terapéutica. NIH Publicación Número 04-4877(S). EEUU.

Peña, J y Cortés, L. “Corrientes Psicológicas presentes en Proyecto Hombre”. Publicación de Asociación Proyecto Hombre. España.

Pozas, M. (1996). “Situación actual y perspectivas de las comunidades terapéuticas en el tratamiento a toxicómanos”. Editorial "adicciones", Volumen 8- Nº 3 Pág. 263. España.

Peña Delgado, José Ignacio y Cortés Robres. Proyecto Hombre. Artículo: “Corrientes Psicológicas presentes en Proyecto Hombre”.

Sabatés, Albert. “La Espiritualidad en el Proceso de Rehabilitación en el Proyecto Hombre”. España

Storti C., María Adelaida. (2008). Reseña Histórica de la Comunidad Terapéutica

Alcohólicos Anónimos (1990). Alcoholics Anonymous World Services, INC.. new York City,

Doce pasos y Doce Tradiciones (1985). Alcoholics Anonymous World Services, INC. New York City.

Pacific Institute for Research and Evaluation, Inc Lousville Center (2005) Resultados de Largo Plazo del Entrenamiento para el Tratamiento “Libre de Drogas”. Un esrudio de Seguimiento del Año 2003.

25. Federación Latinoamericana de Comunidades Terapéuticas (2010). Certificación Internacional para consejeros de instituciones miembros de la FLACT. CICAD-OEA.

Sitios WEB consultados

http://www.proyectohombre.es

http://www.progettouomo.net

http://www.daytop.org

http//www.ceis.it

ANEXOS

Anexo 1

FILOSOFIA DE LA COMUNIDAD TERAPÉUTICA

La filosofía de la Comunidad Terapéutica incluye una serie de conceptos y valores que se explicitan como objetivos fundamentales y estratégicos para contextualizar el sentido que será desarrollado para las múltiples tareas de asistencia y rehabilitación de los usuarios dependientes a drogas.

Es un espacio racional organizado para la reflexión, para que vitalice la razón de ser y el porqué del existir, para que se convierta en motor iniciador y en refugio de sentido de la energía liberada hacia la reconstrucción dentro de la organización.

La Filosofía de la Comunidad Terapéutica será siempre la parte cohesiva de la organización.

La siguiente es la filosofía que usa el Modelo Daytop y que muchas comunidades Terapéuticas del país la utilizan dentro de sus programas:

Estoy aquí porque no encuentro refugio de mí mismo.

Hasta que no me confronte en los corazones y en los ojos de los demás,

estaré corriendo.

Hasta que no fuerce a mi prójimo a conocer mis secretos,

no estaré a salvo de ellos.

Si no permito que me conozcan,

no me puedo conocer yo mismo ni a nadie más. Estaré solo.

¿Dónde, sino en este lugar donde estamos todos en lo mismo,

puedo encontrar un espejo?

Aquí, juntos, puedo por fin verme claramente.

No como el gigante de mis sueños, ni como el enano de mis miedos,

sino como una persona, parte de un todo, con un mismo propósito.

En este lugar puedo echar raíces y crecer,

ya no más solo como en la muerte sino vivo,

para mi y para los demás.

Filosofía Daytop U.S.A.

1963

Anexo 2

GLOSARIO DE TERMINOS

Asertividad. Capacidad que tiene una persona para verbalizar de manera adecuada sus pensamientos, defender sus propios derechos sin manifestar agresividad ni pasividad, expresar emociones y sentimiento de manera satisfactoria, y actuar sin sentir ansiedad o con el mínimo de esta.

Autocontrol. Capacidad para inhibir determinadas respuestas motoras, emocionales o cognitivas, de manera que permitan al individuo demorar la gratificación inmediata en determinadas situaciones para obtener recompensas futuras.

Autoestima. Es la suma de la confianza y respeto que debemos sentir por nosotros mismos; refleja el juicio de valor que cada uno hace de su persona para enfrentar los desafíos que presenta nuestra existencia.

Comunidad Terapéutica. Centro de atención para adictos, que se define por su carácter residencial por convivir un grupo de personas durante las 24 horas del día, en un espacio terapéutico y educativo, que favorece el desarrollo de un trabajo intensivo, teniendo como objetivo el cambio de estilo de vida de sus residentes.

Confronte. Herramienta que se basa en los valores que la comunidad espera que sean internalizados. En esta herramienta, un residente confronta a otro con el fin de poner en evidencia la incongruencia entre su

http://www.monografias.com/trabajos5/psicoso/psicoso.shtmlactitud y un valor de la comunidad (

http://www.monografias.com/trabajos13/valores/valores.shtmlhonestidad, responsabilidad, etc.).

Dependencia. Intoxicación crónica originada por el uso prolongado de una SPA. Su supresión provoca desfavorables síntomas y signos, acompañados por un deseo irresistible de utilizarlas. Hoy la dependencia implica la acción conjunta de: a) el hábito o habituación; b) La tolerancia, que es la adaptación biológica a determinada sustancia que obliga a la ingestión de dosis cada vez mayores para obtener el mismo efecto y c) la dependencia, que es la necesidad imperiosa de una cantidad determinada de la sustancia en el organismo para mantener su funcionamiento. Todas las sustancias psicoactivas crean dependencia.

Diagnóstico Dual. Coexistencia de algún trastorno medico o psiquiátrico asociado al consumo de sustancias psicoactivas ejemplo (dependencia alcohol con depresión).

Droga. Es toda sustancia que introducida en el organismo vivo puede modificar una o más de las funciones de este y es capar de generar dependencia.

Drogodependencia. Un síndrome caracterizado por un esquema de comportamientos en el que se establece una gran prioridad para el uso de una o varias sustancias psicoactivas.

Encuentro de la mañana. Tiene por finalidad reunir a toda la familia (CT) para resaltar las actitudes observadas el día anterior por los residentes. Ante las actitudes negativas se presentará una propuesta para cambiarlas; en donde exista mejora, en cambio, se expresarán las congratulaciones.

Estilo de vida. Forma de vivir basada en patrones de comportamiento identificables determinados por la interacción entre las características de cada persona, las interacciones sociales y las condiciones socioeconómicas y ambientales en las que vive. Los estilos de vida pueden ejercer un efecto profundo en la salud de una persona y en la de quienes la rodea. No existe un estilo de vida optimo; la cultura los ingresos, la estructura familiar, la edad, la capacidad física, el entorno domestico y laboral, harán más atractivas factibles y adecuadas determinadas condiciones de vida para cada persona.

Evaluación. Procedimiento que permite estimar el valor de un programa, intervención, acción o política. Proceso que intenta determinar de forma sistemática y objetiva la relevancia, la eficacia, efectividad o impacto de determinadas actividades a la luz de sus objetivos.

Experiencias de aprendizaje. Son acciones empleadas para señalar las conductas negativas menos serias, que a menudo incluyen un incumplimiento persistente de las expectativas de la comunidad. El componente instructor de cualquier acción disciplinaria se observa como resultado de una experiencia de aprendizaje.

Familia. Padres, o personas que hacen el papel de padres, e hijos que están relacionados entre sí por lasos biológicos o de atribución de tutoría, formalmente o informalmente, que se implican juntos o de forma activa en la vida familiar, compartiendo una red social, recursos materiales y emocionales y fuentes de apoyo. La familia tiene una función importante en la socialización del individuo y contribuye a su desarrollo social, emocional y cognitivo.

Grupo estático. En los grupos está ticos cada residente presenta al grupo informaciones referentes a su pasado como medio para revelarse honestamente ante los demás. El residente escoge un problema particular del cual desea hablar; analizar su historia servirá para encontrar una correlación entre las experiencias pasadas y los problemas que interfieren con sus relaciones interpersonales en el presente.

Grupo dinámico. Le ofrece al residente la oportunidad de expresar sus sentimientos abiertamente en encuentros sin una estructura específica, donde los únicos requisitos son la sinceridad y la no violencia.

Grupo sonda. Es un grupo especial o temático en donde las personas trabajan con informaciones sobre si mismos para cambiar su imagen distorsionada dentro de la comunidad. El grupo representa una ocasión para compartir informaciones, fantasías y secretos las cuales no serán sometidas a juicio.

Motivación. Voluntad más o menos decidida de abandonar las drogas y el estilo de vida en que se integran, que ánima a una persona a formular una demanda de tratamiento en un momento determinado de su vida.

Pre-encuentro. Es la reunión que prepara el Encuentro de la Mañana: en él participan el consejero que ha prestado servicio de noche procedente, los coordinadores y los residentes. Tiene como finalidad el decidir el contenido de la primera parte del encuentro de la mañana y señalar también un tema particular que refleja la situación actual de la casa.

Psicosis. Estado psicopatológico caracterizado por una alteración severa del funcionamiento intelectual, emocional, acompañado de alucinaciones (visuales, auditivas, olfatorias), con modificación del campo de la conciencia y ruptura con la realidad.

Pull Up (llamado de atención). Se hace necesario en los casos en que un residente adopta un comportamiento inadecuado que puede ser corregido fácilmente. El pull up debe durar muy poco (20-30 segundos) y consiste en una crítica clara y simple dirigida al comportamiento y no a la persona.

Recaída. Se refiere a volver a consumir Sustancias psicoactivas y al estilo de vida adictivo, tras un periodo de abstinencia y de cambios en la manera de vivir.

Rehabilitación. Proceso que busca la superación de los problemas de abuso y/o dependencia de las drogas. Incluye el desarrollo de acciones de carácter sanitario, psicológico, social, ocupacional y educativo, tanto a nivel individual como grupal.

Síndrome de Abstinencia. Conjunto de signos y síntomas, por lo general desagradables para el adicto, como consecuencia de la interrupción o disminución del consumo de una sustancia

Sustancia Psicoactiva. Se refiere a todas aquellas sustancias, de origen natural o sintético que ejerce una acción sobre el sistema nervioso central y tiene la capacidad de modificar su funcionamiento, aumentado o disminuyendo su nivel, alterando a la vez el campo de la conciencia y la bioquímica cerebral.

Trastorno de personalidad. Un patrón permanente de comportamiento que se aparta de las expectativas de la cultura del sujeto, tiene su inicio en la adolescencia o a principios de la edad adulta, es estable a lo largo del tiempo y comporta malestar o prejuicios para el sujeto.

Anexo 3

INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN

GUIA DE ENTREVISTA A COMUNIDADES TERAPEUTICAS

Entrevistado: __________________________________Fecha: _______________

Datos Generales

Nombre de la Institución: ______________________________________

Dirección: _________________________________________________

Distrito____________________ Provincia____________________

Dpto. ____________________________________________________

Teléfono ___________________ Fax_______________

Email____________________________________________________

Director Administrativo: _______________________________________

Director Terapéutico:________________________________________

Tiempo de Funcionamiento: ___________________________________

Género que atiende:________________________________________

Organización de la Comunidad.

¿Cómo está estructurada la CT? Cuál es su estructura jerárquica?

¿Qué servicios ofrece la CT?

Programa Terapéutico.

¿Para cuántos residentes tiene capacidad la CT?

¿Cuántos hay actualmente? ?Qué edades atienden?

¿Bajo qué principios se fundamenta su modelo terapéutico?

¿Cuáles son los objetivos del programa?

¿Cuáles son las características del programa?

¿Cuál es el enfoque terapéutico de su CT? En qué consiste el enfoque? Cómo lo aprendió? Dónde? Recibió algún entrenamiento?

¿Qué criterios de inclusión tienen? Pacientes con qué características reciben?

¿Qué criterios de exclusión tienen? ¿Cómo detectan a los residentes para no recibirlos en la CT?

¿Qué hacen en esos casos? Los derivan? A dónde?

El aspecto espiritual es importante para ustedes? De qué manera lo trabajan? Quién lo trabaja?

¿Qué tipo de evaluaciones realizan al paciente a su ingreso? Quién lo realiza ?

¿Cuáles son sus modalidades de ingreso?

¿Dónde realizan la desintoxicación al paciente? Cómo es que la realizan? Cuál es el resultado que obtienen?

¿Cuáles son las fases del programa? En qué consiste cada una de ellas? Cuánto tiempo duran?

Qué criterios utilizan para que el paciente pase de una fase a otra? Cómo los miden?

¿Qué actividades terapéuticas reciben los pacientes ? Quiénes la realizan ?

¿Qué otros tipos de actividades realizan?

¿Qué herramientas terapéuticas utilizan en su CT? Cuales les son más efectivas ? ¿Por qué?

¿Qué aspectos del comportamiento trabajan con los pacientes durante el tratamiento? Por qué consideran que es importante trabajar esos aspectos?

¿Qué formatos de admisión y registro utilizan?

¿Cómo controlan la abstinencia del paciente?

¿De qué manera premian las conductas adecuadas?

¿De qué manera controlan la indisciplina? Por qué utilizan esas medidas?

¿Qué resultados les ha dado?

¿Cuáles son los criterios para dar de alta a un paciente?

¿Qué aspectos de su programa y de su CT en general consideran que son sus fortalezas?

¿Qué aspectos consideran que son sus debilidades?

¿Han sistematizado de alguna manera su experiencia? Tienen alguna publicación?

¿Cuáles son los resultados de su programa? ¿A qué adjudican los resultados?

Staff Profesional y Terapéutico .

¿Quiénes componen su Equipo Terapéutico?

¿Quién dirige su equipo terapéutico?

8

comunidades terapeuticas